Entretenimiento

Alexis Valdés y lo que consiguió con su poema Esperanza

El coronavirus  ha cambiado a toda la humanidad, no solo por lo compasivos  y solidarios que podemos llegar a ser, sino porque ha mostrado de manera igualitaria a los humanos y nos ha permitido ver otra cara mas allá del sufrimiento.

Sin duda, este tiempo de cuarentena  además  de sacar cosas malas, también nos ha permitido mostrarnos reales ante el dolor de los demás. Ojalá  que cuando todo esto pase,  podamos ser mejores seres humanos, más  compasivos y comprometidos, como nos hace reflexionar el actor cubano Alexis Valdés, en este hermoso poema llamado ESPERANZA y que se ha hecho viral, logrando también llamar la atención del Papa Francisco.

Valdés,  además de actor, es un reconocido productor y presentador de televisión. Al principio,  su joya poética inspirada por la situación que atraviesa el mundo a causa de esta pandemia, fue atribuida a varios escritores y poetas entre ellos Mario Benedetti, pero fue Luis Landriscina a quien también le dieron los créditos del poema (en Argentina), que humildemente dijo que no era de él, sino de un escritor cubano que vive en Miami, refiriéndose a Valdés, y así lo dice el cubano en uno de sus post en Instagram.

Aqui les comparto el poema completo #ESPERANZA (Autor: @Alexisvaldes)

 

Cuando la tormenta pase
Y se amansen los caminos
y seamos sobrevivientes
de un naufragio colectivo.

Con el corazón lloroso
y el destino bendecido
nos sentiremos dichosos
tan sólo por estar vivos.

Y le daremos un abrazo
al primer desconocido
y alabaremos la suerte
de conservar un amigo.

Y entonces recordaremos
todo aquello que perdimos
y de una vez aprenderemos
todo lo que no aprendimos.

Ya no tendremos envidia
pues todos habrán sufrido.
Ya no tendremos desidia
Seremos más compasivos.

Valdrá más lo que es de todos
Que lo jamas conseguido
Seremos más generosos
Y mucho más comprometidos

Entenderemos lo frágil
que significa estar vivos
Sudaremos empatía
por quien está y quien se ha ido.

Extrañaremos al viejo
que pedía un peso en el mercado,
que no supimos su nombre
y siempre estuvo a tu lado.

Y quizás el viejo pobre
era tu Dios disfrazado.
Nunca preguntaste el nombre
porque estabas apurado.

Y todo será un milagro
Y todo será un legado
Y se respetará la vida,
la vida que hemos ganado.

Cuando la tormenta pase
te pido Dios, apenado,
que nos devuelvas mejores,
como nos habías soñado.

Related posts

Juan Luis Gerra rompe récord de asistencia en Tenerife con más de 400 mil personas

Xmagazine

Celebran bautizo y primer año de Amelie Cortines

Xmagazine

Juanes indignado con politicos

Xmagazine