No bajar la guardia con el distanciamiento social